Huevo envuelto en masa

Huevo envuelto en pasta | Recetas de cocina

Esta receta consiste en una yema de huevo rodeada de espinaca y ricota, todo envuelto en una masa casera. Termina quedando una pasta rellena de gran tamaño.

Sin tomar en cuenta la yema de huevo, podría considerarse un plato vegetariano.

Ingredientes (tres porciones)

Para la masa

  • Harina – 250 g
  • Huevo – 1 unidad
  • Aceite – 20 cm3
  • Agua – 100 cm3 (seguramente sea menos)
  • Semillas de sésamo 10 g
  • Sal

Las semillas de sésamo son opcionales pero ayudan a darle textura a la masa y además hacen un gran aporte nutricional.

Para el relleno

  • Yemas – 3 unidades
  • Espinaca – 250 g
  • Ricota – 50 g
  • Parmesano rallado – 20 g
  • Aceite de oliva – 30 cm3
  • Sal
  • Pimienta negra

Preparación

Primero que nada colocar agua en una olla y llevarla a fuego fuerte. Cuando rompa hervor agregarle un puñado de sal gruesa e introducir la espinaca para cocinarla a la inglesa. Dejarla cocinar durante unos 7 minutos y escurrir.

Mientras se hace la espinaca, trabajar la masa. Para esto colocar la harina en un recipiente hondo, formar un hueco en el centro y volcar el huevo batido.

Mezclar huevo y harina

Mezclar agregando también el aceite. Trabajar los ingredientes con las manos o con un cornet hasta que se vaya formando una masa. Agregar el agua en cantidades muy pequeñas a medida que la masa lo necesite. Por último, incorporar la sal, aproximadamente media cucharada.

Cuando la masa ya pueda trabajarse sin que se pegue a los dedos agregarle las semillas de sésamo. Dejar descansar en heladera o refrigerador durante 10 minutos.

Mientras, trabajar el relleno. Para esto escurrir la espinaca y procesarla junto con la ricota.

Mezclar espinaca y ricota

Agregarle un chorrito de aceite de oliva y condimentar con sal y pimienta.

Para armar la pasta, estirar la masa sobre una mesada con algo de harina para que no se pegue. La masa puede estirarse con un palo de amasar o una máquina para pastas. Lo importante es que quede de uno o dos milímetros de espesor.

Cortar la masa en un rectángulo de 20×12 cm, aproximadamente.

Estirar masa

Dividirlo en dos a la mitad y en uno de los lados formar un anillo de espinaca y ricota. Será más fácil de formar con la ayuda de una manga, pero puede hacerse simplemente con una cuchara.

Formar un anillo de espinaca

En el centro del anillo volcar una yema.

Agregar yema

Y rociar por encima con el queso rallado.

Humedecer la masa en toda la zona de alrededor del anillo de espinaca y cubrir con el otro cuadrado de masa.

Cerrar masa

Asegurarse de que la masa se haya cerrado bien y cortar.

Recortar bordes

Para cocinar la pasta llevar agua a hervir. Una buena idea puede ser utilizar el agua en que se preparó la espinaca.

Dejar cocinar en el agua hirviendo durante unos 5 o 7 minutos. Si se deja al huevo envuelto en pasta en heladera por un tiempo antes de cocinarlo puede que le tome algo más de tiempo hasta estar listo, porque la masa pierde humedad.

Cuanto más tiempo se lo cocine, más cocida estará la yema al final. Si se desea que la yema esté líquida retirar la pasta ni bien la masa está cocida.

Huevo envuelto en pasta 02 | Recetas de cocina

¿Como estar al tanto de las novedades de RecetasyTecnicas.com?

Facebook: no olvides visitar nuestra página de Recetas en Facebook

Twitter: al seguirnos en Twitter, ¡también podrás enterarte de todo!

También se puede recibir novedades de Recetas y Tecnicas de Cocina en tu email (ingresar dirección en el cuadro situado a la derecha) o suscribirse al RSS haciendo click aquí.

Comentarios

Ossobuco con pesto de menta

Ossobuco con pesto de menta

El ossobuco con pesto de menta es un plato muy sabroso que combina el sabor compacto de la carne roja con el aroma fresco de las hierbas. Su preparación no es complicada pero lleva bastante tiempo por la cocción del ossobuco (es un corte que requiere de una cocción húmeda y larga, tal como se observa en la preparación del boeuf bourguignon).

Ingredientes (dos personas)

  • Ossobuco – 800 g
  • Ajo – 1 diente
  • Manteca (mantequilla) – 40 g
  • Apio – una rama
  • Laurel – 2 hojas
  • Caldo de carne – 50 cm3 (es poca cantidad porque simplemente se utilizará para desglasar)

El apio es opcional. Puede reemplazarse por algún otro vegetal; la idea es que aromaticen la preparación.

Para el pesto

  • Aceite de oliva – 80 cm3
  • Albahaca
  • Menta
  • Nueces o almendras

Al pesto se le puede agregar ajo en brunoise (picado bien finito).

Preparación

Con ayuda de un cuchillo de chef, remover las partes de grasa de mayor tamaño.

Ossobuco

Es muy importante NO sacar el caracú, la parte del centro del hueso. Es un manjar que no debe desperdiciarse.

Cortar el diente de ajo a la mitad y frotarlo por toda la carne, de ambos lados. Esto ayudará a dar sabor sin ser dominante.

El paso siguiente es sellar el ossobuco. Para esto colocar una pequeña cantidad de manteca en una sartén y cuando esté fundida incorporar la carne. Ni bien hace contacto con la superficie de la sartén, dejarla en su lugar. Estar moviéndola desde el principio evitaría que se selle correctamente.

Luego de unos 3 o 4 minutos, voltear la carne. La idea es que tome un ligero color dorado en su superficie así que dejarla más tiempo si todavía no lo tiene.

Ossobuco sellado

Por otra parte, es importante sellar los trozos de carne en lotes y no todos juntos. Llenar demasiado la sartén haría que no toda la carne esté en contacto con la superficie caliente y además le bajaría mucho la temperatura, cosa que no es deseable al cocinar con una materia grasa como lo es la manteca.

Una vez sellada la carne, desglasar con el caldo de carne, que debe estar frío. De esta forma se despegarán los pequeños trozos del fondo de la sartén en donde se concentra mucho sabor.

Desglasar luego de sellar ossobuco

Reservar el líquido de desglasado para luego incorporar a la preparación.

Colocar el ossobuco sellado en una olla y llenar de agua fría hasta tapar la carne. Al agua agregarle laurel, el apio u otros vegetales y el líquido de desglasado. Llevar a fuego fuerte hasta que rompa hervor y luego bajar a medio o mínimo, para que hierva frémissement, o sea con un hervor suave, casi imperceptible. Dejar cocinar de esta forma durante dos horas.

Cuando falte poco para que se cumplan las dos horas de cocción, ir preparando el pesto de menta.

Para esto picar las hojas de albahaca y menta.

Cortar hojas de menta y albahaca

Mezclarlas con el aceite de oliva y agregar las frutas secas, que pueden ir picadas o en mitades.

Cuando la carne esté lista, retirarla del líquido de cocción y servirla rociando una cucharada del pesto por encima.

En la imagen de abajo el ossobuco con pesto de menta está servido con batatas horneadas dos veces.

Ossobuco con pesto de menta 02 | Recetas de Cocina

¿Como estar al tanto de las novedades de RecetasyTecnicas.com?

Facebook: no olvides visitar nuestra página de Recetas en Facebook

Twitter: al seguirnos en Twitter, ¡también podrás enterarte de todo!

También se puede recibir novedades de Recetas y Tecnicas de Cocina en tu email (ingresar dirección en el cuadro situado a la derecha) o suscribirse al RSS haciendo click aquí.

Comentarios

 

Batatas (camotes) horneadas dos veces

Batatas horneadas dos veces | Recetas de Cocina

Las batatas (también llamadas camote, boniatos o chacos) horneadas dos veces son un plato con un sabor un tanto dulce que pueden utilizarse como acompañamiento o incluso como plato principal.

Las batatas se hornean dos veces porque primero se cocinan enteras y luego se vuelven a llevar a horno para gratinar el puré.

Ingredientes (dos porciones)

  • Batatas o camotes – 2 unidades de gran tamaño
  • Leche – 100 cm3
  • Manteca (mantequilla) – 50 g
  • Huevos – 2 unidades
  • Semillas de sésamo
  • Sal
  • Pimienta

La leche puede reemplazarse por crema para una consistencia más pesada y un sabor más marcado.

Adicionalmente, a esta receta se le puede agregar pequeños trozos de panceta ahumada, lo que aportará mucho sabor.

Preparación

Colocar las batatas enteras sobre una placa para horno ligeramente aceitada.

Boniatos crudos

Cocinar en horno medio durante 50 minutos o una hora aproximadamente, rotándolas cada unos 15 minutos para que no se quemen en la base. La idea es cocinarlas por completo. Para verificar esto, introducir un cuchillo por la punta y verificar que pasa fácilmente.

Boniatos cocidos

Una vez cocidas, cortarlas a la mitad formando dos “barcas”. Con ayuda de una cuchara, vaciar dos de las mitades dejando aproximadamente medio centímetro de pulpa.

Batatas vaciadas

A las otras dos mitades de camote vaciarlas por completo. Colocar toda la pulpa retirada en un recipiente y pisarla para formar un puré.

Esto puede hacerse con un tenedor, un pisapuré o incluso una licuadora de mano.

Puré de camote

A este puré incorporarle la leche, manteca y los dos huevos batidos. Condimentar con sal y pimienta y mezclar bien.

Puré de camote mezclado

Esto le dará una consistencia mucho más líquida pero por otra parte aportará ingredientes que al ser llevados al horno tomarán consistencia y son buenos para gratinar.

Tomar las mitades a las que se les dejó una capa de pulpa y rellenarlas con este puré. Para una presentación más particular, puede utilizarse una manga de pastelería.

Tener en cuenta que es muy probable que sobre puré. El sobrante puede utilizarse tal como se utiliza la papa duquesa y aprovecharlo en otros platos.

Batatas rellenas
Batatas rellenas 02

Colocar en una placa y llevar a horno fuerte. La idea es dejar las batatas en el horno hasta que la capa superior tome un ligero color dorado o tostado. Puede tomar unos 15 o 20 minutos.

Batatas rellenas cocidas

Antes de servir rociar semillas de sésamo y decorar con alguna hoja verde. En las imágenes las batatas horneadas dos veces están decoradas con hojas de ajo chino.

Batatas horneadas dos veces 02 | Recetas de Cocina

¿Como estar al tanto de las novedades de RecetasyTecnicas.com?

Facebook: no olvides visitar nuestra página de Recetas en Facebook

Twitter: al seguirnos en Twitter, ¡también podrás enterarte de todo!

También se puede recibir novedades de Recetas y Tecnicas de Cocina en tu email (ingresar dirección en el cuadro situado a la derecha) o suscribirse al RSS haciendo click aquí.

Comentarios

Merluza con capa crocante

Merluza con capa crocante | Recetas de Cocina

La merluza con capa crocante es un plato principal muy fácil de preparar que permite combinar la delicadeza del pescado con una costra bien doradita y crocante.

Ingredientes (tres porciones)

  • Fieletes de merluza u otro pescado blanco de carne blanda – 500 g
  • Huevos – 2 unidades
  • Queso rallado – 40 g
  • Pan rallado (puede reemplazarse por migas de pan viejo bien trituradas) – 40 g
  • Aceite de oliva
  • Orégano
  • Sal
  • Pimienta

Preparación

Colocar unas gotas de aceite de oliva en un recipiente que pueda ir al horno y luego los filetes de merluza. Si es necesario, formar dos capas, condimentando con orégano, sal y pimienta entre cada una.

 

Condimentar merluza

En un recipiente aparte, preparar la pasta para gratinar.

Para esto, primero mezclar los dos huevos y el queso rallado.

 

Mezclar huevo con queso rallado

Mezclar con un tenedor hasta que obtener una mezcla homogénea. Luego, incorporar el pan rallado.

 

Agregar pan rallado

Seguir mezclando. Debería quedar una pasta muy espesa. Condimentarla con sal y pimienta negra.

 

Pasta para costra

Con esta pasta, formar una capa de aproximadamente medio centímetro de espesor por encima del pescado.

 

Colocar pasta sobre merluza

Precalentar el horno al máximo durante 15 minutos e introducir toda la preparación.

Algunos hornos tienen debajo una pequeña compuerta que permite colocar los alimentos por debajo de las llamas. Esto es lo ideal ya que lo que se busca es que el recipiente reciba calor en la parte de arriba, o sea en donde está la mezcla. Si el horno no cuenta con estas características, colocar la preparación en el nivel más alto para que esté bien cerca del techo del horno. En cualquiera de los casos el pescado se cocinará mientras que se dora la capa crocante, que es lo principal.

Varía con cada horno, pero le tomará aproximadamente 15 o 20 minutos estar listo. Básicamente la pasta debe haberse secado y tornado de un color dorado o naranja.

 

Merluza cocida

Cortar en porciones y servir.

En la imagen la merluza con capa crocante está servida sobre palta (aguacate) cortada en láminas.

 

Merluza con capa crocante 02 | Recetas de Cocina

¿Como estar al tanto de las novedades de RecetasyTecnicas.com?

Facebook: no olvides visitar nuestra página de Recetas en Facebook

Twitter: al seguirnos en Twitter, ¡también podrás enterarte de todo!

También se puede recibir novedades de Recetas y Tecnicas de Cocina en tu email (ingresar dirección en el cuadro situado a la derecha) o suscribirse al RSS haciendo click aquí.

Comentarios

 

Croquetas de avena y papa

Croquetas de avena y papa
Croquetas de avena y papa 02 | Recetas de Cocina

Las croquetas de avena y papa (patata) son fáciles de preparar y muy convenientes si hace falta servir un plato fácil de comer. Si salen bien, quedan con una fina capa crocante por fuera y una pasta cremosa por dentro.

Dado que no llevan un rebozado de pan rallado formalmente no serían croquetas sino buñuelos, pero hay varios países en los que este tipo de preparaciones, con papas, son llamados “croquetas” de todas formas.

Preparación

  • Avena – 100 g
  • Papas (patatas) – 150 g (una papa mediana)
  • Leche – 150 cm3
  • Huevo – 1 unidad
  • Harina – 50 cm3
  • Sal
  • Pimentón
  • Aceite neutro

Preparación

Primero que nada cocinar un puré de papa. Para esto cortar la papa en cubos:

Papas cortadas en cubos

Colocar los cubos en una olla con agua y llevar a hervir. Las papas estarán listas aproximadamente diez minutos después desde que rompe el hervor. Para verificarlo, pincharlas con un tenedor: si se atraviesan fácilmente es que ya están cocidas.

Mientras tanto, cocinar la avena. Esto puede variar según el tipo de avena, pero en términos generales lo que debe hacerse es llevar la leche al fuego y agregarle la avena en forma de lluvia (para evitar que se formen grumos) revolviendo constantemente. Deberá quedar con buena consistencia pero a la vez un tanto líquida.

Avena cocida

Con la papa cocida formar un puré pisándola con un pisapuré o un tenedor. Incorporar toda la harina, el huevo batido, sal y pimienta. Debe quedar un puré consitente pero bastante cremoso.

Pure de papa y huevo

Luego, mezclarlo con la avena hasta que quede una pasta uniforme. Debería quedar una pasta un tanto líquida pero de la que pueda fácilmente tomarse una cucharada. Condimentar la mezcla con sal, pimentón y otras especias.

Para cocinar las croquetas, colocar una abundante cantidad de aceite en una sartén, olla o freidora y calentar. Para saber si el aceite ya está a la temperatura adecuada se le puede volcar una pequeña gota de la mezcla. Estará listo si la gota en lugar de hundirse flota en la superficie del aceite haciendo burbujas.

Luego, tomar una cucharada de la mezcla e introducirla en el aceite caliente. Al estar tan caliente la mezcla no se desparramará.

Recordar que para una buena fritura es importante no colmar la sartén de croquetas ya que le bajarían la temperatura al aceite. Agregarlas de a poco y dejarlas cocinar hasta que tengan un fuerte color dorado de ambos lados.

Croquetas de avena y papa 03 | Recetas de Cocina

Se pueden servir con una ensalada de hojas verdes o directamente algún vegetal crudo. En cuanto a salsas, las croquetas de avena y papa quedan muy bien con salsa de soja, mayonesa, ketchup o incluso alguna mezcla con semillas.

¿Como estar al tanto de las novedades de RecetasyTecnicas.com?

Facebook: no olvides visitar nuestra página de Recetas en Facebook

Twitter: al seguirnos en Twitter, ¡también podrás enterarte de todo!

También se puede recibir novedades de Recetas y Tecnicas de Cocina en tu email (ingresar dirección en el cuadro situado a la derecha) o suscribirse al RSS haciendo click aquí.

Comentarios

 

Supremas rellenas de higos y rebozadas

Supremas rellenas de higos rebozadas a la pimienta

Cocinar supremas de pollo rellenas es una buena idea ya que además de tener mucho sabor ayuda a que esta parte del pollo sea menos seca. En este caso, las supremas (o sea, parte de la pechuga) están rellenas de higos y luego rebozadas en una mezcla de avena y pimienta.

Ingredientes (dos porciones)

  • Supremas de pollo – 2 unidades
  • Higos – 3 unidades
  • Huevo – 1 unidad
  • Harina – 100 g
  • Avena – 100 g
  • Pimienta negra en grano – 20 g
  • Sal

Preparación

Cortar los higos en pequeños trozos.

Higos cortados

Disponerlos en un recipiente y pisarlos con un tenedor para que quede algo similar a una pasta. No es importante que esté todo triturado por igual; la idea es simplemente convertirlo en algo con menos forma para poder rellenar más fácilmente el pollo. Condimentar con sal y reservar.

A continuación preparar la suprema. Para esto, limpiarla y retirar el filet mignon; es el trozo de pollo que se encuentra debajo de la suprema y que sale tirando de él simplemente con los dedos. En esta receta el filet mignon no se usará así que puede reservarse para otra comida.

Suprema filet mignon

Luego, abrir la suprema en forma de bolsa. Para esto será necesario introducir el cuchillo por la parte más ancha de la pieza y hacer un corte como para abrir una cavidad sin llegar hasta los bordes.

Abrir suprema para rellenar

Con una cuchara o directamente las manos, rellenar el pollo con la pasta de higos. Asegurar la apertura con escarbadientes o palillos. Sobre todo si se van a preparar muchas supremas, es importante que siempre utilicemos la misma cantidad de escarbadientes en cada pieza de pollo. De esta forma a la hora de retirarlos siempre podremos estar seguros de que no quedó ningún escarbadiente oculto.

Una vez que las supremas ya están rellenas y cerradas, preparar los ingredientes para el rebozado. Para esto, batir el huevo en un recipiente, volcar la harina en otro y disponer la avena en un tercero. Sobre la avena deberemos, con ayuda de un pimentero, triturar toda la pimienta negra.

Avena y pimienta negra

Pasar cada suprema primero por harina, luego por el huevo batido y finalmente por la avena. En cada etapa asegurarse de que toda la pieza esté bien cubierta.

Supremas rebozadas

Reservar en heladera por al menos media hora. Esto ayudará a que el rebozado se termine de unir bien y quede adherido al pollo.

Como las supremas son una parte del pollo bastante gruesa y además están rellenas no es recomendable, en este caso, hacerlas fritas, ya que podría suceder que queden muy cocidas por fuera pero crudas por dentro.

Para estar seguros, hacerlas al horno. Para esto disponerlas sobre una placa y llevarlas a horno con temperatura media durante 15 minutos. Luego voltearlas y dejarlas cocinar unos 6 u 8 minutos.

Para confirmar que están cocidas, más allá del tono dorado que deberían tener por fuera, pincharlas con un palillo en el punto de mayor espesor. Si sale líquido transparente o ni sale líquido, es que ya están cocidas.

Suprema rebozada cocida

En la imagen de abajo están servidas con batatas (boniatos o camotes) horneadas. Además de esa guarnición, se les puede agregar alguna rica salsa.

Supremas rellenas de higos 02 | Recetas de cocina

¿Como estar al tanto de las novedades de RecetasyTecnicas.com?

Facebook: no olvides visitar nuestra página de Recetas en Facebook

Twitter: al seguirnos en Twitter, ¡también podrás enterarte de todo!

También se puede recibir novedades de Recetas y Tecnicas de Cocina en tu email (ingresar dirección en el cuadro situado a la derecha) o suscribirse al RSS haciendo click aquí.

Comentarios