Sopa de langostinos y verdeo

Sopa de langostinos y verdeo

Esta sopa de langostinos y verdeo tiene tonalidades orientales; se trata de una sopa clara (en contraposición con una sopa crema, por ejemplo) completada con fideos de arroz.

Ingredientes (dos porciones)

  • Langostinos enteros – 6 unidades
  • Cebolla de verdeo – 2 plantas
  • Fideos de arroz – 50 g
  • Caldo de vegetales – 500 cm3
  • Salsa de soja – 30 cm3

Preparación

Limpiar los langostinos retirándoles la cabeza y toda la carcaza. Si se desea, se les puede dejar la parte de la cola. Es sólo una cuestión estética.

Retirarles también la vena oscura que recorre el lomo, ya que tiene un sabor muy amargo. Desecharla.

Limpiar langostinos

Con las cabezas y las cáscaras debe realizarse un caldo de langostinos (una especie de fumet, que es un fondo de pescado). Colocar todo en una olla con un litro de agua aproximadamente y llevar a fuego fuerte. Luego de que hierva por unos 10 minutos comenzará a aparecer espuma en la superficie. Retirarla con una espumadera y dejar cocinar durante media hora más. Colar todo y guardar el líquido, el cual debería ser bastante transparente y con aroma a mar.

Teniendo el caldo listo, proceder con los otros ingredientes. Cortar la parte violeta y blanca del verdeo en trozos como para un bocado con un corte oblicuo.

Cortar verdeo

Llevar a fuego fuerte el caldo de vegetales y mezclar con el fumet de langostinos. Dejar reducir hasta que quede aproximadamente un poco más de medio litro de líquido, como para hacer dos porciones de 250 o 300 cm3.

Introducir la cebolla de verdeo. Si se desea que quede bien cocida, introducirla antes.

Luego de 3 o 4 minutos, incorporar los fideos de arroz y los langostinos. Dejar cocinar durante unos 5 minutos más en el líquido hirviendo y retirar del fuego.

Al momento de servir condimentar la sopa de langostinos y verdeo con un chorrito de salsa de soja y decorar con tiritas de la parte verde de cebolla de verdeo.

Sopa de langostinos y verdeo 02

También se la puede condimentar con aceite de sésamo, salsa picante y tofu.

¿Como estar al tanto de las novedades de RecetasyTecnicas.com?

Facebook: no olvides visitar nuestra página de Recetas en Facebook

Twitter: al seguirnos en Twitter, ¡también podrás enterarte de todo!

También se puede recibir novedades de Recetas y Tecnicas de Cocina en tu email (ingresar dirección en el cuadro situado a la derecha) o suscribirse al RSS haciendo click aquí.

Comentarios

Humita en chala

Humita en chala
Humita en chala antes de cocinar 02

La humita en chala es una preparación típica de las regiones andinas como el Noroeste Argentino, Bolivia, Chile, Perú y Ecuador. Básicamente consiste en una pasta de choclo o maíz envuelta en las mismas hojas, llamada chalas.

Es un plato vegetariano y muy sano.

Preparación

  • Choclos o maíces (enteros y con hojas) – 3 unidades
  • Cebolla – 2 unidades
  • Pimentón
  • Ají molido
  • Manteca (mantequilla) o grasa animal
  • Sal

La humita suele ser un poco dulce pero no hace falta agregarle azúcar. El dulzor es natural del choclo.

Por otra parte, se le puede agregar queso cremoso o por salut.

Preparación

Lavar bien los choclos y retirar las hojas exteriores que tengan mal aspecto.

Choclos o maíces

Retirarles todas las hojas cuidando de que queden varias enteras. Desechar por completo los pequeños filamentos (parecen como pelos) que hay en el interior de los maíces. Lavar con abudante agua todo, ya que es común que entre el propio choclo y su hoja se acumule tierra.

Choclos pelados

Rallar por completo todos los maíces hasta llegar al tronco o marlo. Los granos de choclo rallados serán el principal ingredientes de las humitas en chala.

Cortar una cebolla en brunoise (pequeños trozos) y saltearla en materia grasa (ya sea manteca o grasa).

Saltear cebolla

Condimentar con el pimentón y ají molido.

Cuando la cebolla empiece a ponerse transparente agregarle todo el choclo rallado y condimentar con sal.

Agregar choclo rallado

Cocinar todo durante unos 7 u 8 minutos más. Además de cocción, la idea de esto es que toda la mezcla pierda agua.

Teniendo el relleno preparado, es momento de armar las humitas.

Para esto tomar dos hojas de chala, colocarlas perpendicularmente entre sí, formando una cruz, y colocar una o dos cucharadas de relleno en el centro.

Rellenar humita

Plegar todos los lados para cerrar la humita y atarla.

Humita en chala antes de cocinar

En la imagen de arriba la humita está cerrada con hilo de algodón, pero puede utilizarse trozos de las mismas hojas para formar una especie de soga que permita atarlas.

Por último, llenar una olla con agua y en cuanto empiece a hervir introducir todas las humitas en chala. Dejar cocinar durante 45 minutos o una hora, hasta que las hojas tomen un color amarillento. Para aportar más sabor al agua de cocción se le puede agregar un caldo.

¿Como estar al tanto de las novedades de RecetasyTecnicas.com?

Facebook: no olvides visitar nuestra página de Recetas en Facebook

Twitter: al seguirnos en Twitter, ¡también podrás enterarte de todo!

También se puede recibir novedades de Recetas y Tecnicas de Cocina en tu email (ingresar dirección en el cuadro situado a la derecha) o suscribirse al RSS haciendo click aquí.

Comentarios

Mollejas con almendras y zucchini

Mollejas con almendras y zucchini | Recetas de cocina

Estas mollejitas se saltean con almendras y zucchini (además de un poco de verdeo) para lograr un plato simple pero muy sabroso. Las mollejas son una parte altamente valorada de la carne vacuna y tienen un sabor muy especial.

Ingredientes (dos porciones)

  • Mollejas – 400 g
  • Zucchini (zapallo largo, calabacín- 1 unidad
  • Cebolla de verdeo – 1 planta
  • Almendras – 20 g
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Pimienta negra

Preparación

Será necesario blanquear la molleja. Para esto primero colocar las piezas sobre una tabla y con ayuda de un cuchillo retirarle los excesos de grasa.

 

Mollejas sin limpiar

La grasa es fácil de reconocer porque es de color blanco (o al menos más cercano al blanco) y con una consistencia más dura.

 

Mollejas desgrasadas

Una vez limpias, colocar las mollejas en una olla con agua fría y llevar a fuego máximo. Cuando empiece a hervir bajar al mínimo y dejar cocinar durante unos cinco o siete minutos. Retirar del agua, dejar enfriar y luego cortarlas.

 

Mollejas blanqueadas

Mientras se blanquea la molleja, cortar el zucchini en rodajas de aproximadamente medio centímetro de espesor.

 

Zucchini cortado
Volcar un chorrito de aceite de oliva en una sartén sobre fuego y cuando tome temperatura volcar todo el zucchini. La idea de este salteado o sofrito es darle un poco de color al zapallito y que pierda agua.
Picar la cebolla de verdeo y agregarla al zucchini. Si la parte verde, que es la hoja, gusta cruda, agregarla más sobre el final de la cocción.
Una vez que la cebolla de verdeo y zucchini van estando listos (después de saltearlos unos siete minutos) incorporar un poco más de aceite de oliva. Dejarlo medio minuto para que tome temperatura y agregar las mollejas. Es importante que el aceite esté a alta temperatura para que las mollejas tomen color dorado.
En cuanto empiecen a estar doradas por todos sus lados, agregarles las almendras (pueden ir enteras o partidas a la mitad). Las almendras simplemente requieren un tostado rápido de unos pocos segundos.
Mollejas con almendras y zucchini 02 | Recetas de cocina

¿Como estar al tanto de las novedades de RecetasyTecnicas.com?

Facebook: no olvides visitar nuestra página de Recetas en Facebook

Twitter: al seguirnos en Twitter, ¡también podrás enterarte de todo!

También se puede recibir novedades de Recetas y Tecnicas de Cocina en tu email (ingresar dirección en el cuadro situado a la derecha) o suscribirse al RSS haciendo click aquí.

Comentarios

Pepino frito

Pepino frito | Recetas de Cocina

Esta receta de pepino frito es muy simple y sirve para preparar rápidamente un bocado sabroso y original.

Ingredientes

  • Pepino – 1 unidad
  • Harina – 100 g
  • Aceite para freir

Preparación

Cortar el pepino en láminas de menos de medio centímetro de espesor. Si el pepino es muy largo también se lo puede cortar a la mitad para que queden piezas de más o menos 6 cm de largo.

Cortar pepino

Colocar harina en un recipiente y pasar por ella las piezas de pepino. Su humedad natural hará que la harina se pegue sin necesidad de utilizar una mezcla de huevo.

Pepino enharinado

Para freir el pepino colocar abundante aceite en una sartén o freidora y cuando haya tomado temperatura introducir las piezas.

Pepino friéndose

Condimentar con sal y servir recién salido del aceite. También queda muy bien con una salsa picante.

¿Como estar al tanto de las novedades de RecetasyTecnicas.com?

Facebook: no olvides visitar nuestra página de Recetas en Facebook

Twitter: al seguirnos en Twitter, ¡también podrás enterarte de todo!

También se puede recibir novedades de Recetas y Tecnicas de Cocina en tu email (ingresar dirección en el cuadro situado a la derecha) o suscribirse al RSS haciendo click aquí.

Comentarios

Huevo envuelto en masa

Huevo envuelto en pasta | Recetas de cocina

Esta receta consiste en una yema de huevo rodeada de espinaca y ricota, todo envuelto en una masa casera. Termina quedando una pasta rellena de gran tamaño.

Sin tomar en cuenta la yema de huevo, podría considerarse un plato vegetariano.

Ingredientes (tres porciones)

Para la masa

  • Harina – 250 g
  • Huevo – 1 unidad
  • Aceite – 20 cm3
  • Agua – 100 cm3 (seguramente sea menos)
  • Semillas de sésamo 10 g
  • Sal

Las semillas de sésamo son opcionales pero ayudan a darle textura a la masa y además hacen un gran aporte nutricional.

Para el relleno

  • Yemas – 3 unidades
  • Espinaca – 250 g
  • Ricota – 50 g
  • Parmesano rallado – 20 g
  • Aceite de oliva – 30 cm3
  • Sal
  • Pimienta negra

Preparación

Primero que nada colocar agua en una olla y llevarla a fuego fuerte. Cuando rompa hervor agregarle un puñado de sal gruesa e introducir la espinaca para cocinarla a la inglesa. Dejarla cocinar durante unos 7 minutos y escurrir.

Mientras se hace la espinaca, trabajar la masa. Para esto colocar la harina en un recipiente hondo, formar un hueco en el centro y volcar el huevo batido.

Mezclar huevo y harina

Mezclar agregando también el aceite. Trabajar los ingredientes con las manos o con un cornet hasta que se vaya formando una masa. Agregar el agua en cantidades muy pequeñas a medida que la masa lo necesite. Por último, incorporar la sal, aproximadamente media cucharada.

Cuando la masa ya pueda trabajarse sin que se pegue a los dedos agregarle las semillas de sésamo. Dejar descansar en heladera o refrigerador durante 10 minutos.

Mientras, trabajar el relleno. Para esto escurrir la espinaca y procesarla junto con la ricota.

Mezclar espinaca y ricota

Agregarle un chorrito de aceite de oliva y condimentar con sal y pimienta.

Para armar la pasta, estirar la masa sobre una mesada con algo de harina para que no se pegue. La masa puede estirarse con un palo de amasar o una máquina para pastas. Lo importante es que quede de uno o dos milímetros de espesor.

Cortar la masa en un rectángulo de 20×12 cm, aproximadamente.

Estirar masa

Dividirlo en dos a la mitad y en uno de los lados formar un anillo de espinaca y ricota. Será más fácil de formar con la ayuda de una manga, pero puede hacerse simplemente con una cuchara.

Formar un anillo de espinaca

En el centro del anillo volcar una yema.

Agregar yema

Y rociar por encima con el queso rallado.

Humedecer la masa en toda la zona de alrededor del anillo de espinaca y cubrir con el otro cuadrado de masa.

Cerrar masa

Asegurarse de que la masa se haya cerrado bien y cortar.

Recortar bordes

Para cocinar la pasta llevar agua a hervir. Una buena idea puede ser utilizar el agua en que se preparó la espinaca.

Dejar cocinar en el agua hirviendo durante unos 5 o 7 minutos. Si se deja al huevo envuelto en pasta en heladera por un tiempo antes de cocinarlo puede que le tome algo más de tiempo hasta estar listo, porque la masa pierde humedad.

Cuanto más tiempo se lo cocine, más cocida estará la yema al final. Si se desea que la yema esté líquida retirar la pasta ni bien la masa está cocida.

Huevo envuelto en pasta 02 | Recetas de cocina

¿Como estar al tanto de las novedades de RecetasyTecnicas.com?

Facebook: no olvides visitar nuestra página de Recetas en Facebook

Twitter: al seguirnos en Twitter, ¡también podrás enterarte de todo!

También se puede recibir novedades de Recetas y Tecnicas de Cocina en tu email (ingresar dirección en el cuadro situado a la derecha) o suscribirse al RSS haciendo click aquí.

Comentarios

Ossobuco con pesto de menta

Ossobuco con pesto de menta

El ossobuco con pesto de menta es un plato muy sabroso que combina el sabor compacto de la carne roja con el aroma fresco de las hierbas. Su preparación no es complicada pero lleva bastante tiempo por la cocción del ossobuco (es un corte que requiere de una cocción húmeda y larga, tal como se observa en la preparación del boeuf bourguignon).

Ingredientes (dos personas)

  • Ossobuco – 800 g
  • Ajo – 1 diente
  • Manteca (mantequilla) – 40 g
  • Apio – una rama
  • Laurel – 2 hojas
  • Caldo de carne – 50 cm3 (es poca cantidad porque simplemente se utilizará para desglasar)

El apio es opcional. Puede reemplazarse por algún otro vegetal; la idea es que aromaticen la preparación.

Para el pesto

  • Aceite de oliva – 80 cm3
  • Albahaca
  • Menta
  • Nueces o almendras

Al pesto se le puede agregar ajo en brunoise (picado bien finito).

Preparación

Con ayuda de un cuchillo de chef, remover las partes de grasa de mayor tamaño.

Ossobuco

Es muy importante NO sacar el caracú, la parte del centro del hueso. Es un manjar que no debe desperdiciarse.

Cortar el diente de ajo a la mitad y frotarlo por toda la carne, de ambos lados. Esto ayudará a dar sabor sin ser dominante.

El paso siguiente es sellar el ossobuco. Para esto colocar una pequeña cantidad de manteca en una sartén y cuando esté fundida incorporar la carne. Ni bien hace contacto con la superficie de la sartén, dejarla en su lugar. Estar moviéndola desde el principio evitaría que se selle correctamente.

Luego de unos 3 o 4 minutos, voltear la carne. La idea es que tome un ligero color dorado en su superficie así que dejarla más tiempo si todavía no lo tiene.

Ossobuco sellado

Por otra parte, es importante sellar los trozos de carne en lotes y no todos juntos. Llenar demasiado la sartén haría que no toda la carne esté en contacto con la superficie caliente y además le bajaría mucho la temperatura, cosa que no es deseable al cocinar con una materia grasa como lo es la manteca.

Una vez sellada la carne, desglasar con el caldo de carne, que debe estar frío. De esta forma se despegarán los pequeños trozos del fondo de la sartén en donde se concentra mucho sabor.

Desglasar luego de sellar ossobuco

Reservar el líquido de desglasado para luego incorporar a la preparación.

Colocar el ossobuco sellado en una olla y llenar de agua fría hasta tapar la carne. Al agua agregarle laurel, el apio u otros vegetales y el líquido de desglasado. Llevar a fuego fuerte hasta que rompa hervor y luego bajar a medio o mínimo, para que hierva frémissement, o sea con un hervor suave, casi imperceptible. Dejar cocinar de esta forma durante dos horas.

Cuando falte poco para que se cumplan las dos horas de cocción, ir preparando el pesto de menta.

Para esto picar las hojas de albahaca y menta.

Cortar hojas de menta y albahaca

Mezclarlas con el aceite de oliva y agregar las frutas secas, que pueden ir picadas o en mitades.

Cuando la carne esté lista, retirarla del líquido de cocción y servirla rociando una cucharada del pesto por encima.

En la imagen de abajo el ossobuco con pesto de menta está servido con batatas horneadas dos veces.

Ossobuco con pesto de menta 02 | Recetas de Cocina

¿Como estar al tanto de las novedades de RecetasyTecnicas.com?

Facebook: no olvides visitar nuestra página de Recetas en Facebook

Twitter: al seguirnos en Twitter, ¡también podrás enterarte de todo!

También se puede recibir novedades de Recetas y Tecnicas de Cocina en tu email (ingresar dirección en el cuadro situado a la derecha) o suscribirse al RSS haciendo click aquí.

Comentarios