Supremas rellenas de higos y rebozadas

Supremas rellenas de higos rebozadas a la pimienta

Cocinar supremas de pollo rellenas es una buena idea ya que además de tener mucho sabor ayuda a que esta parte del pollo sea menos seca. En este caso, las supremas (o sea, parte de la pechuga) están rellenas de higos y luego rebozadas en una mezcla de avena y pimienta.

Ingredientes (dos porciones)

  • Supremas de pollo – 2 unidades
  • Higos – 3 unidades
  • Huevo – 1 unidad
  • Harina – 100 g
  • Avena – 100 g
  • Pimienta negra en grano – 20 g
  • Sal

Preparación

Cortar los higos en pequeños trozos.

Higos cortados

Disponerlos en un recipiente y pisarlos con un tenedor para que quede algo similar a una pasta. No es importante que esté todo triturado por igual; la idea es simplemente convertirlo en algo con menos forma para poder rellenar más fácilmente el pollo. Condimentar con sal y reservar.

A continuación preparar la suprema. Para esto, limpiarla y retirar el filet mignon; es el trozo de pollo que se encuentra debajo de la suprema y que sale tirando de él simplemente con los dedos. En esta receta el filet mignon no se usará así que puede reservarse para otra comida.

Suprema filet mignon

Luego, abrir la suprema en forma de bolsa. Para esto será necesario introducir el cuchillo por la parte más ancha de la pieza y hacer un corte como para abrir una cavidad sin llegar hasta los bordes.

Abrir suprema para rellenar

Con una cuchara o directamente las manos, rellenar el pollo con la pasta de higos. Asegurar la apertura con escarbadientes o palillos. Sobre todo si se van a preparar muchas supremas, es importante que siempre utilicemos la misma cantidad de escarbadientes en cada pieza de pollo. De esta forma a la hora de retirarlos siempre podremos estar seguros de que no quedó ningún escarbadiente oculto.

Una vez que las supremas ya están rellenas y cerradas, preparar los ingredientes para el rebozado. Para esto, batir el huevo en un recipiente, volcar la harina en otro y disponer la avena en un tercero. Sobre la avena deberemos, con ayuda de un pimentero, triturar toda la pimienta negra.

Avena y pimienta negra

Pasar cada suprema primero por harina, luego por el huevo batido y finalmente por la avena. En cada etapa asegurarse de que toda la pieza esté bien cubierta.

Supremas rebozadas

Reservar en heladera por al menos media hora. Esto ayudará a que el rebozado se termine de unir bien y quede adherido al pollo.

Como las supremas son una parte del pollo bastante gruesa y además están rellenas no es recomendable, en este caso, hacerlas fritas, ya que podría suceder que queden muy cocidas por fuera pero crudas por dentro.

Para estar seguros, hacerlas al horno. Para esto disponerlas sobre una placa y llevarlas a horno con temperatura media durante 15 minutos. Luego voltearlas y dejarlas cocinar unos 6 u 8 minutos.

Para confirmar que están cocidas, más allá del tono dorado que deberían tener por fuera, pincharlas con un palillo en el punto de mayor espesor. Si sale líquido transparente o ni sale líquido, es que ya están cocidas.

Suprema rebozada cocida

En la imagen de abajo están servidas con batatas (boniatos o camotes) horneadas. Además de esa guarnición, se les puede agregar alguna rica salsa.

Supremas rellenas de higos 02 | Recetas de cocina

¿Como estar al tanto de las novedades de RecetasyTecnicas.com?

Facebook: no olvides visitar nuestra página de Recetas en Facebook

Twitter: al seguirnos en Twitter, ¡también podrás enterarte de todo!

También se puede recibir novedades de Recetas y Tecnicas de Cocina en tu email (ingresar dirección en el cuadro situado a la derecha) o suscribirse al RSS haciendo click aquí.

Comentarios

Carne braseada

Carne braseada | Recetas de cocina

Brasear carne es una técnica muy utilizada en la cocina francesa, ideal para cortes de carne vacuna más económicos ya que los deja tiernos.

Muy resumidamente, brasear carne consiste en darle un sellado en materia grasa y luego someterla a una cocción larga en un medio húmedo. Este modo de cocción es muy bueno para cortes duros, ya que suelen tener un mayor nivel de grasa, nervios y cartílagos entrelazados en la carne, que con la cocción lenta y húmeda se funden aportando mucho sabor y dejando una carne bien tierna. Así por ejemplo es que se cocina la carne al borgoña (boeuf bourguignon).

Ingredientes

  • Carne vacuna (pueden ser cortes como tapa de nalga, osobuco u otros más económicos) – 1 kg
  • Cebolla – 1 unidad
  • Zanahora – 2 unidades
  • Morrón (pimiento o ají) verde – 1 unidad
  • Ajo
  • Pimentón
  • Romero
  • Aceite
  • Sal
  • Pimienta

Los vegetales pueden ser otros; algunos que quedan muy bien también son puerros, zapallitos o berenjenas. Es esencial que haya vegetales dado que son los que aportarán la humedad (en esta receta no se utiliza caldo ni otros líquidos).

Adicionalmente, será necesario contar con papel aluminio o algún otro medio para cubrir la placa para horno.

Preparación

Primero que nada, cortar los vegetales. La zanahoria puede cortarse en simples rodajas, el pimiento en jardinera (bastones). La cebolla, en este caso, está ciselada.

Cebolla ciselada

Ya teniendo los vegetales cortados, proceder al sellado de la carne. Para esto colocar una fina capa de aceite o alguna otra materia grasa en una sartén y llevar a fuego fuerte. Cuando haya tomado temperatura, incorporar la carne de modo tal que toda una cara del corte de carne esté en contacto con el aceite caliente. Es importante, una vez que la carne hace contacto con la materia grasa, dejar todo como está en lugar de andar moviéndolo. Así se sellará apropiadamente.

Luego de 4 o 5 minutos, voltear para sellar del otro lado. La carne debería quedar cocida por fuera con algunas zonas bien doradas.

Carne sellada

El sellado es una parte clave del braseado, ya que aporta mucho sabor y ayuda a que la carne retenga mejor sus líquidos.

Ya teniendo la carne sellada, colocar todos los vegetales en una placa para horno formando un colchón.

Colchón de vegetales

Condimentar con sal y pimienta y colocar encima los cortes de carne, también condimentados con sal, pimienta, pimentón y el romero.

 

Cortes de carne sobre colchón de vegetales

 

Cubrir todo con papel aluminio. De esta forma se construirá un ambiente medianamente hermético, vital para que retenga la humedad.

 

Placa para horno cubierta en papel aluminio

Utilizar más de una hoja de papel aluminio si es necesario.

Como alternativa, puede cubrirse la placa para horno con otra placa o bandeja. Lo importante es que toda la preparación quede cubierta para que los líquidos que van a expulsar principalmente los vegetales se retengan y así la carne se cocine en un medio húmedo, un punto crucial en cualquier braseado.

Llevar a horno mínimo y cocinar durante dos horas. Según el grosor de la carne el tiempo de cocción puede variar, pero en términos generales dos horas debería ser suficiente para que no sólo esté cocida sino también tiernizada.

 

Carne ya cocida

 

Carne roja cortada sobre tabla

Los vegetales pueden servirse como guarnición.

 

Brasear carne

Si se desea cocinar también una salsa, lo ideal es desglasar el fondo de la placa en donde se cocinó todo, que tendrá muchísimo sabor.

Para esto quitar la carne y los vegetales de la placa y llevarla a fuego fuerte en una hornalla. Cuando esté a alta temperatura, si no lo estaba ya, volcarle un buen chorro de algún líquido frío o a temperatura ambiente. Puede ser simplemente agua pero también se puede utilizar vino, caldo, leche, ron, cognac… Así se aflojarán todos los pequeños trozos de alimento que se habían pegado al fondo. Mezclar bien y utilizar como salsa.

¿Como estar al tanto de las novedades de RecetasyTecnicas.com?

Facebook: no olvides visitar nuestra página de Recetas en Facebook

Twitter: al seguirnos en Twitter, ¡también podrás enterarte de todo!

También se puede recibir novedades de Recetas y Tecnicas de Cocina en tu email (ingresar dirección en el cuadro situado a la derecha) o suscribirse al RSS haciendo click aquí.

Comentarios

Crepes de espinaca

Crepes de espinaca rellenos | Recetas de cocina

Hacer crepes de espinaca es bastante fácil y puede ser una excelente forma de salirse de los crepes o panqueques más comunes. En el caso de esta imagen están rellenos con atún, tomate y mayonesa.

Además de sabrosos, según cómo se los prepare pueden ser una comida baja en calorías.

Ingredientes

  • Leche – 400 cm3
  • Harina – 150 g
  • Huevo – 2 unidades
  • Espinaca – 200 g
  • Sal
  • Aceite neutro (maíz o girasol) – 30 cm3

Preparación

Primero que nada será necesario cocinar la espinaca a la inglesa. Para esto colocar abundante agua en una olla, agregar 10 gramos de sal (una cucharada, aproximadamente) y llevar a hervir. Cuando rompa el hervor introducir la espinaca y dejar cocinar durante 6 u 8 minutos. Luego retirar, pasar por agua fría para cortar la cocción y escurrir lo más posible.

A la espinaca ya cocida agregarle la leche y huevos y mezclar todo con ayuda de una licuadora de mano o un elemento similar. Luego agregar harina gradualmente hasta que quede formada una pasta uniforme de color verde. Todos los ingredientes deben estar bien mezclados.

Para cocinar los crepes, calentar una gota de aceite en una sartén. Si se cuenta con una sartén de teflón u otro antideslizante, puede evitarse el uso de aceite.

Con ayuda de un cucharón, volcar un poco de la mezcla sobre la sartén caliente y dejar que se cocine. La cantidad de mezcla a colocar varía según el tamaño de la sartén, pero suele tratarse de aproximadamente 70 cm3.

Crepe de espinaca cocinándose

Luego de dos o tres minutos, voltear para que se cocine del otro lado. Para dar vuelta el panqueque suele ser de ayuda contar con una espátula finita.

Crepe de espinaca

Es muy común que el primer crepe no salga muy bien pero los demás sí. Esto es porque luego del primero uno ya tiene mejor idea sobre qué temperatura tiene la sartén, cuánta cantidad de mezcla agregar y cómo son los tiempos.

En la imagen principal los crepes de espinaca están rellenos con una mezcla de atún, tomate y mayonesa.

Otros rellenos para los crepes de espinaca:

  • Jamón y queso
  • Zanahoria rallada, rúcula y huevo duro
  • Carne salteada con cebolla
  • Tomates cherry, albahaca y mozarella
  • Pollo y salsa bechamel
  • Langostinos o camarones

¿Como estar al tanto de las novedades de RecetasyTecnicas.com?

Facebook: no olvides visitar nuestra página de Recetas en Facebook

Twitter: al seguirnos en Twitter, ¡también podrás enterarte de todo!

También se puede recibir novedades de Recetas y Tecnicas de Cocina en tu email (ingresar dirección en el cuadro situado a la derecha) o suscribirse al RSS haciendo click aquí.

Comentarios

 

 

 

Jibia (calamar gigante)

Jibia al ajillo | Recetas de cocina

La jibia es, básicamente, un calamar gigante. Su consumo se empezó a hacer popular en los últimos tiempos en varias regiones de América Latina. Por el grosor de sus tentáculos, muchas veces se la elige como un reemplazo más económico del pulpo.

Es un molusco muy sabroso y saludable que se puede usar en todo tipo de recetas. En este caso está la receta de jibia al ajillo pero también se puede comer de otras formas e incluso en combinación con otros mariscos.

Cómo diferenciar jibia de pulpo

Dado que el pulpo puede tener un precio hasta cinco o seis veces más alto que el de la jibia, es esencial saber reconocer cuáles son sus diferencias.

Pulpo

  • Normalmente se vende entero, incluyendo la cabeza.
  • Tiene ocho tentáculos de la misma longitud.
  • Las ventosas, en los tentáculos, son circulares, grandes y vistosas (ver imagen).
Ventosas del pulpo

Jibia

  • Lo más común es que se venda un trozo de la misma, sin cabeza e incluyendo tan solo algunos tentáculos.
  • En todo su cuerpo tiene dos tentáculos más largos que el resto (esto es común en cualquier calamar).
  • Las ventosas son muy pequeñas y con una forma más triangular.

 

Jibia cruda

Recetas

La jibia se puede aprovechar en cualquier receta para la que normalmente se utilice pulpo (por ejemplo pulpo a la gallega). Su sabor no es igual pero tiene algunas similitudes y la textura es muy parecida.

Al tratarse de un calamar, también se puede usar para recetas de calamares, aunque por su forma no será posible utilizarla para calamares rellenos, por ejemplo.

Receta de jibia al ajillo

  • Ingredientes (4 porciones)
  • Jibia – 1 kg
  • Laurel
  • Sal gruesa (sal gorda)
  • Ajo – 3 dientes
  • Aceite de oliva

Preparación

Tal como con el pulpo, a la jibia habrá que cocinarla en abundante agua hirviendo.

Llenar una olla de agua y condimentarla. Se puede adicionar laurel, media cebolla, ají molido, sal gruesa, pimienta en grano… Llevarla a fuego fuerte y esperar a que hierva.

Cuando el agua empiece a hervir, pinchar la jibia con un tenedor e introducirla en el agua durante unos cuatro segundos. Luego retirar y dejar fuera del agua unos segundos. Repetir toda la operación tres veces.

Esta técnica de cocina, que se utiliza también con el pulpo, se denomina “asustar” y es para asegurar la piel a la carne.

Una vez que se asustó la jibia, introducirla en el agua hirviendo y dejarla cocinar durante 50 minutos aproximadamente. Esta cocción larga asegurará que la carne quede tierna, en lugar de quedar gomosa.

 

Jibia en el agua

Una vez que la jibia está cocida, retirar el agua y dejar enfriar.

Mientras, picar en brunoise los dientes de ajo.

Una vez que la jibia está fría, cortarla en trozos.

Jibia cortada

Calentar un chorro de aceite de oliva en una sartén y volcar el ajo picado. En cuanto empiece a tener un ligero color dorado, introducir la jibia.

La cocción será muy rápida; simplemente hace falta que la jibia impregne del aceite y ajo y tome temperatura. Cocinar 3 o 4 minutos y retirar. La jibia al ajillo se puede rociar con pimentón antes de servir.

¿Como estar al tanto de las novedades de RecetasyTecnicas.com?

Facebook: no olvides visitar nuestra página de Recetas en Facebook

Twitter: al seguirnos en Twitter, ¡también podrás enterarte de todo!

También se puede recibir novedades de Recetas y Tecnicas de Cocina en tu email (ingresar dirección en el cuadro situado a la derecha) o suscribirse al RSS haciendo click aquí.

Comentarios

 

 

 

Fagottini de trucha y ricota

Fagottini de trucha ahumada | Recetas de Cocina
Fagottini armado enharinado

Los fagottini son una pasta rellena de la cocina italiana. A diferencia de otras pastas rellenas como raviolones o sorrentinos, para los fagottini no hace falta contar con un molde especial.

En este caso están rellenos con trucha ahumada y ricota casera, pero pueden rellenarse también con vegetales, otros pescados como salmón o incluso alguna carne.

Ingredientes (dos porciones)

  • Harina 000 – 250 g
  • Yemas de huevo – 2 unidades
  • Aceite neutro (girasol o maíz) – 50 cm3
  • Agua
  • Sal

Para el relleno

  • Trucha ahumada (puede fácilmente reemplazarse por salmón ahumado) – 100 g
  • Ricota – 150 g

Preparación

Si la ricota va a prepararse casera, hacerla primero. Para esto llevar un litro de leche a fuego fuerte en una olla. Al romper el hervor, volcar un chorrito de vinagre o jugo de limón, siempre revolviendo, y cocinar dos minutos mientras la leche se corta. Luego volcarla sobre un colador con un paño y dejar escurrir (ver receta de ricota casera más detallada aquí).

Para preparar la pasta, colocar la harina en un recipiente y hacer un hueco en el centro. Volcar las yemas batidas e ir mezclando.

Mezcla para fagottini

Luego incorporar el aceite, seguir amasando y completar agregando agua. Adicionar agua de a cantidades muy pequeñas a medida que la masa la vaya necesitando. Condimentar con una cucharada de sal.

Cuando se logre una masa elástica y uniforme, dejarla descansar en la heladera diez minutos. Mientras, asegurarse de que la ricota ya esté escurrida y cortar en pequeños trozos la trucha ahumada.

Estirar la masa hasta que quede de un par de milímetros de espesor. Puede hacerse con un palo de amasar o con una máquina de pasta.

Una vez que la masa está estirada, cortarla en cuadrados de 6 cm de lado aproximadamente.

Cortar masa en cuadrados

En el centro de cada cuadrado de masa colocar el relleno.

Colocar relleno de trucha y ricota
Colocar relleno de trucha y ricota 02

Para cerrar los fagottini, humedecer los bordes, tomar dos puntas opuestas y unirlas hacia arriba. Luego unir las otras dos puntas.

Fagottini armado

A medida que se van armando colocarlos en un plato enharinado y rociarles harina por encima para que no se peguen entre sí.

Para cocinarlos, colocar abudante agua en una olla y llevar a fuego fuerte. Colocar los fagottini cuando el agua esté hirviendo y dejar cocinar durante unos 4 o 5 minutos. Al agua se la puede condimentar con sal, un caldito, algunos vegetales…

Se pueden acompañar con salsa de tomate, pesto o alguna otra salsa.

¿Como estar al tanto de las novedades de RecetasyTecnicas.com?

Facebook: no olvides visitar nuestra página de Recetas en Facebook

Twitter: al seguirnos en Twitter, ¡también podrás enterarte de todo!

También se puede recibir novedades de Recetas y Tecnicas de Cocina en tu email (ingresar dirección en el cuadro situado a la derecha) o suscribirse al RSS haciendo click aquí.

Comentarios

Paté de legumbres y queso azul

Paté vegetariano de queso azul | Recetas de Cocina

Este paté de legumbres y queso azul es muy rico para comer sobre alguna tostada. El queso azul (tipo roquefort o gorgonzola), si bien no lo consumen algunos vegetarianos, aporta un rico sabor.

Ingredientes

  • Arvejas – 200 g
  • Porotos (frijoles) blancos- 200 g
  • Queso azul (tipo roquefort o gorgonzola) – 100 g
  • Claras de huevo – dos unidades
  • Gelatina sin sabor – 10 g
  • Ají molido
  • Sal
  • Pimienta

En este caso se utilizan porotos y arvejas pero se puede probar también con lentejas, garbanzos, otras variedades de porotos o frijoles.

Preparación

Si las legumbres son secas, hidratarlas durante al menos 5 horas. Luego, llevarlas (por separado) a fuego fuerte en una olla con abudante agua y dejar hervir durante 20 o 30 minutos, hasta que estén blandas. Si son de lata, simplemente escurrirlas.

Cortar en pequeños cubos la mitad del queso azul. No hace falta que sean prolijos ya que se derretirán más adelante. Reservar la otra mitad del queso.

Condimentar las legumbres con ají molido, sal, pimienta u otras especias, agregarle las dos claras de huevo y triturar toda la mezcla con una procesadora o licuadora de mano. Deberá quedar una pasta uniforme.

Disolver la gelatina sin sabor en una taza de agua hirviendo y mezclar. Mientras reposa unos minutos, continuar trabajando con el resto de la mezcla.

Llevar la mezcla de legumbres a fuego en una olla, siempre revolviendo. Agregar el queso azul cortado en cubos y, luego de un par de minutos, incorporar la gelatina sin sabor diluida en agua caliente. Revolver hasta integrar bien los ingredientes y continuar cocinando durante unos 8 o 10 minutos más, para que la mezcla pierda un poco de agua.

Colocar film en un recipiente dejando de sobra y volcar la mitad de la mezcla. El papel film de sobra es para poder después envolver toda la mezcla. Utilizar dos láminas si una no es suficiente.

Volcar en un recipiente

Luego, colocar una capa de queso azul (el que había quedado) cortado en láminas y por último el restante de la mezcla.

Colocar queso en fetas y luego mezcla

Para asegurarse de que toda la mezcla está bien distribuida y no tiene burbujas en su interior se puede colocar un repasador o trapo sobre la mesada y golpear la base del recipiente contra él, dando pequeños golpes secos. Esto hará que las burbujas de aire asciendan y que la preparación se asiente.

Finalmente, envolver todo con papel film.

Envolver con papel film

Llevar a heladera y dejar enfriar durante unas 6 o 7 horas. Es necesario que tenga un tiempo considerable de frío para que las claras de huevo y gelatina sin sabor puedan actuar y dar consistencia al paté.

Una vez transcurrido este tiempo, retirar con cuidado el film.

Paté sin cortar

El paté vegetariano se puede untar sobre diversos una buena tostada de pan casero.

Paté vegetariano de queso azul 02 | Recetas de Cocina

¿Como estar al tanto de las novedades de RecetasyTecnicas.com?

Facebook: no olvides visitar nuestra página de Recetas en Facebook

Twitter: al seguirnos en Twitter, ¡también podrás enterarte de todo!

También se puede recibir novedades de Recetas y Tecnicas de Cocina en tu email (ingresar dirección en el cuadro situado a la derecha) o suscribirse al RSS haciendo click aquí.

Comentarios