Ensalada Veronica

La Ensalada Verónica es un plato liviano, muy bueno como plato principal.

Ingredientes
Cubos de pollo (ver receta de cubos de pollo)
Rúcula – 200 g
Paltas (aguacates) – 2 unidades
Champignones – 50 g
Aceite de oliva – 10 cm3

Preparación
Si los cubos de pollo estaban en el freezer, descongelarlos. Volcar el aceite de oliva en una olla sobre fuego, esperar unos segundos a que caliente e incorporar el pollo. Inicialmente dejar el pollo durante unos segundos sin mover, y luego ir removiéndolo para lograr un salteado parejo (ver consejos para un buen salteado). Agregar sal.
El pollo estará cocido cuando todos sus lados estén de un tono blanco amarillento. Si se prefiere con un sabor más marcado, seguir cocinando el pollo hasta que tome un color ligeramente dorado.

Cortar la palta en cubos y los champignones en finas fetas. La rúcula puede dejarse sin cortar o puede cortarse a penas a la mitad de las hojas. Finalmente, mezclar todos los ingredientes.

Aderezo opcional
Una vez hecho el pollo retirar los cubos de la olla pero dejarla en el fuego. En el fondo habrá sedimentos con mucho sabor concentrado; se puede desglasar (ver que es desglasar) y utilizar el líquido para un aderezo, mezclándolo con aceite de oliva, vinagre y mayonesa.

4 thoughts on “Ensalada Veronica

  1. Me ha gustado la idea de los cubos de pollo y la del aderezo con la salsa que deja. Aunque aquí nos acercamos al invierno, siempre tomo ensaladas.
    Saludos, Al.

  2. Gracias por el comment, aunque hay una x en la ecuación, porque por alguna mágica razón, siempre gasto la poca plata que tengo… jeje
    Por cierto, se ve bien la ensalada 🙂
    Y me gustan más en verano.

  3. La rucula la probé en mi viaje a Argentina el año pasado y desde entonces hasta la cultivo en macetas.En casa comemos ensalada casi a diario como acompañantes de un buen asado.
    En Puerto Rico todo el año es verano,refresca un poco en las noches de noviembre a febrero, pero no como para abrigarte mucho… Imagínate si tuvieramos que espperar a que cambien las temperaturas para comernos un puchero o un asopao de camarones..
    ya estamos acostumbrados a platos calientes o fríos en cualquier época del año.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *