Papas aplastadas crocantes

Papas aplastadas crocantes

Las papas aplastadas crocantes son una forma muy fácil de prepararlas y quedan bien doradas y sabrosas. Además, son una excelente alternativa si uno busca hacer una guarnición evitando el clásico puré de papas, por ejemplo.

Ingredientes

  • Papas (patatas) – 4 unidades
  • Aceite neutro (girasol o maíz) – 50 cm3
  • Sal

Preparación

Lo ideal es contar con papas que sean parejas en tamaño.

Papas crudas

Esto es para que se cocinen de forma pareja. De lo contrario, podría suceder que algunas papas están listas mientras que a otras todavía les falta.

Colocarlas en una olla llena de agua y llevar a fuego fuerte. Desde que comienzan a hervir dejarlas cocinar durante unos 15 o 20 minutos, según el tamaño de las papas. El punto acá es cocinarlas por completo, cosa que se puede verificar atravesándolas con un cuchillo. Si pasa fácilmente, las papas están cocidas.

Quitar toda el agua y colocar las papas sobre una placa para horno. Con ayuda de otra placa para horno o la base de la olla en donde se hirvieron, aplastarlas. Esto hay que hacerlo mientras todavía están calientes porque si no al enfriarse se ponen más duras.

Papas hervidas y aplastadas

Aplastarlas hará que se rompan, pero es el objetivo. Así, quedarán bordes irregulares mezclando cáscara y pulpa.

Rociar las papas con abundante aceite vegetal y condimentar con sal.

Llevar a horno al máximo hasta que tomen un color bien dorado, que es lo que dará mucho sabor y la textura crocante. Si el horno tiene, lo ideal es llevarlas abajo, al grill, para que reciban el calor desde arriba. Varía con cada horno pero puede que les tome hasta 30 o 40 minutos estar listas.

Papas aplastadas cocidas

Adicionalmente se las puede condimentar con ajo y perejil, aceite de oliva, pimentón, morrones…

¿Como estar al tanto de las novedades de RecetasyTecnicas.com?

Facebook: no olvides visitar nuestra página de Recetas en Facebook

Twitter: al seguirnos en Twitter, ¡también podrás enterarte de todo!

También se puede recibir novedades de Recetas y Tecnicas de Cocina en tu email (ingresar dirección en el cuadro situado a la derecha) o suscribirse al RSS haciendo click aquí.

Comentarios

Lentejas orientales

Lentejas orientales | Recetas de cocina

Las lentejas son una legumbre enormemente consumida en países de oriente como India. Esta receta tiene varios sabores inspirados en la cocina de esa región; una buena alternativa a nuestro tradicional guiso de lentejas.

Una ventaja de comer las lentejas de esta forma es que se pueden aprovechar sus nutrientes sin necesidad de hacer un plato muy alto en calorías.

Ingredientes

  • Lentejas – 300 g
  • Leche – 300 cm3
  • Curry
  • Clavo de olor
  • Canela
  • Semillas de cilantro
  • Albahaca
  • Sal

De las especias utilizar más o menos un cucharadita de cada una. La intensidad de su sabor varía mucho con lo cual lo ideal es ir de a poco e incrementar la cantidad si hace falta.

Preparación

Colocar las lentejas en un recipiente con abundante agua y dejar en remojo durante unas cuantas horas.

Lentejas en remojo

Desechar la mitad del agua que tienen y llevarlas a una olla. Introducir la leche y llevar a fuego medio.

Mientras la preparación va tomando temperatura condimentar las lentejas con sal, curry y canela, mezclando bien. Una o dos cucharadas de miel también pueden aportar un buen sabor.

Cocinar lentejas

Una vez que rompe el hervor bajar el fuego al mínimo y dejar cocinar durante aproximadamente 45 minutos. Asegurarse de que la preparación nunca se quede sin agua.

Cuando las lentejas estén listas, picar unas hojas de albahaca y rociarlas por encima. La albahaca debe estar fresca para que brinde todo su sabor. También triturar algunas semillas de cilantro (aunque es válido dejarlas enteras) y mezclarlas.

Lentejas orientales 02

¿Como estar al tanto de las novedades de RecetasyTecnicas.com?

Facebook: no olvides visitar nuestra página de Recetas en Facebook

Twitter: al seguirnos en Twitter, ¡también podrás enterarte de todo!

También se puede recibir novedades de Recetas y Tecnicas de Cocina en tu email (ingresar dirección en el cuadro situado a la derecha) o suscribirse al RSS haciendo click aquí.

Comentarios

Codorniz al vino blanco

Codorniz al vino blanco | Recetas de Cocina

La codorniz es un ave de muy pequeña tamaño (pesa aproximadamente 200 g) y sabor muy fuerte como otras carnes salvajes. En este caso están hechas con una simple cocción al vino blanco, lo que permite apreciar su sabor.

Ingredientes

  • Codornices – 4 unidades
  • Ajo – 3 dientes
  • Cebolla – 2 unidades
  • Vino blanco – 200 cm3
  • Aceite de maíz o girasol
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Chile picante (opcional)

Preparación

Acondicionar las codornices retirando restos de plumas o excesos de piel.

Codornices antes de cocinar

Picar un diente de ajo y cortar la cebolla en brunoise.

Colocar un chorrito de aceite en una sartén y volcar el ajo picado.

Saltear ajo

En cuanto empiece a dorarse incorporar las codornices. La idea es dorarlas en toda su superficie, lo cual tomará unos 10 minutos e ir rotando las aves.

Dorar codornices

Luego agregar toda la cebolla.

Agregar cebolla

Dejar cocinar durante 12 o 15 minutos, removiendo de a poco para que la cebolla se cocine de forma pareja.

Agregar vino blanco

Agregar el vino blanco, el ají picante y condimentar con sal y pimienta. Luego de 5 minutos, agregar 300 cm3 de agua (una taza y media).

Dejar cocinar con el fuego al mínimo durante una hora y media. Si llegase a quedarse sin líquido, agregarle más agua.

La cocción larga es vital para que la codorniz al vino blanco quede tierna, ya que como se trata de un ave de caza su carne es más dura que la de un pollo de granja.

¿Como estar al tanto de las novedades de RecetasyTecnicas.com?

Facebook: no olvides visitar nuestra página de Recetas en Facebook

Twitter: al seguirnos en Twitter, ¡también podrás enterarte de todo!

También se puede recibir novedades de Recetas y Tecnicas de Cocina en tu email (ingresar dirección en el cuadro situado a la derecha) o suscribirse al RSS haciendo click aquí.

Comentarios

Milanesas

Milanesa con papas

Las milanesas son un plato ampliamente difundido en varias partes del mundo. Básicamente, consiste en pasar trozos finos de carne por harina y luego pan rallado, aunque existen innumerables variantes y pequeños “secretos” que cada uno aporta.

Ingredientes

  • Carne cortada para milanesa (cuadrada, bola de lomo, nalga) – 1 kg
  • Harina – 400 g
  • Huevos – 4 o 5 unidades
  • Pan rallado – 500 g
  • Ajo – 3 dientes
  • Perejil
  • Sal
  • Pimienta

Se trata de un plato tan popular que es común encontrar una enorme cantidad de variaciones. Algunas opciones:

  • Agregar leche, mostaza y aceite a la mezcla de huevos (la tradicional inglesa para empanar)
  • Mezclar pan rallado con avena, queso rallado o almendras picadas
  • Agregar cilantro a la mezcla de huevo

Preparación

Batir huevos

Picar el ajo y el perejil y mezclarlo con los huevos. Colocarlos en un recipiente amplio; lo ideal es que la carne entre en el recipiente sin tener que doblarla.

En otro recipiente amplio colocar harina y en un tercero colocar pan rallado. En todos los casos lo ideal es que la carne de milanesa entre sin plegarse.

Si la carne tiene grasa o nervios, retirarlos con ayuda de un cuchillo.

Hay quienes antes de empanar la carne eligen golpearla con un martillo o incluso los puños contra una tabla en la mesada de la cocina. Este proceso tiene como fin desmenuzar algunas partes de la carne y que resulte en una milanesa más tierna. Como siempre, lo ideal es hacer pruebas y ver qué trae mejores resultados para cada uno.

Ahora viene el proceso de empanado. Primero, pasar la carne por harina asegurándose de que una fina capa blanca cubra la carne por completo (este paso, para muchas personas, puede saltearse y evitar la harina por completo). Luego, pasar la carne por el huevo batido e inmediatamente por el pan rallado.

Esto dejará a la carne debidamente empanada pero todavía es posible ver tenuemente su color rojo debajo.

Milanesa - primer rebozado

En la imagen de abajo la milanesa está empanada con una mezcla de pan rallado y avena. Como la avena es mucho más gruesa que el pan rallado, la cobertura que hace de la carne es todavía menos absoluta.

Empanar milanesas con avena primera vez

En este punto es posible ya cocinar las milanesas. Sin embargo, hay quienes prefieren que el empanado sea más grueso y consistente. Para esto es necesario volver a empanarlas, volviendo a pasarlas por huevo y luego otra vez por el pan rallado.

En la imagen de abajo se ve la misma milanesa con avena rebozada dos veces.

Empanar milanesas con avena segunda vez

Si es posible, guardar las milanesas ya empanadas en la heladera (refrigerador o nevera) durante al menos una hora. Esto ayudará a que el empanado se adhiera bien a la carne.

Para cocinar las milanesas, hay principalmente dos opciones: fritas o al horno.

Milanesas fritas

Milanesa frita

Para hacer milanesas fritas es crucial contar con una abundante cantidad de aceite de maíz o girasol. Con una buena cantidad de aceite y la temperatura correcta, las milanesas salen sequitas y crocantes.

Colocar en una sartén o freidora una cantidad de aceite que sea suficiente para cubrir por completo la milanesa. Llevarlo a fuego máximo y esperar a que tome temperatura. Para verificar que la temperatura del aceite ya es la correcta para freir milanesas introducir una pequeña miga de pan rallado. Si sube rápidamente antes de tocar el fondo de la sartén, está listo.

Colocar la milanesa y dejar que se cocine hasta tomar un color dorado. Como siempre que se hacen frituras, es recomendable evitar llenar demasiado la sartén porque esto haría que el aceite se enfríe mucho y que las milanesas se cocinen de forma despareja.

Al retirar la milanesa del aceite colocarla en un plato con papel de cocina para que absorba el excedente de aceite.

Si el rebozado se hizo con avena, esto será muy evidente al freir la milanesa ya que los copos de avena quedan de un color más claro.

Milanesa rebozada con avena y frita

No escatimar con el papel de cocinar tanto por debajo como por encima. Esto ayudará a que la milanesa quede bien sequita en lugar de aceitosa.

Milanesa al horno

Milanesa al horno

La milanesa al horno es una buena alternativa para aquellos que prefieren evitar los fritos.

Para hacerlas, es importante tener en cuenta que no se debe utilizar nada de aceite o apenas unas gotas distribuidas en toda la placa. Si se coloca mucho aceite las milanesas terminan cocinándose en una especie de confitura (fritura lenta), la cual en este caso no es saludable porque el pan rallado absorbería demasiado aceite y el beneficio sano de hacerlas al horno se perdería por completo.

Colocar las milanesas en una placa y llevarlas a horno medio. Cuando empiecen a mostrarse blancas y secas por debajo, o incluso doradas, voltearlas y cocinarlas unos minutos más del otro lado. Varía según la potencia del horno y el espesor de la carne, pero les toma aproximadamente entre 8 y 10 minutos de cada lado hasta estar listas.

—-

Ya sea fritas o al horno, las milanesas son un excelente plato que se pueden acompañar con papas fritas, ensalada, puré de papas u otras guarniciones.

Para condimentarlas, se pueden usar algunas de estas opciones:

  • Limón
  • Salsa de soja
  • Mayonesa
  • Mostaza
  • Ketchup
  • Salsa tártara

¿Como estar al tanto de las novedades de RecetasyTecnicas.com?

Facebook: no olvides visitar nuestra página de Recetas en Facebook

Twitter: al seguirnos en Twitter, ¡también podrás enterarte de todo!

También se puede recibir novedades de Recetas y Tecnicas de Cocina en tu email (ingresar dirección en el cuadro situado a la derecha) o suscribirse al RSS haciendo click aquí.

Comentarios

 

Palillos con carne al sésamo

Carne al sésamo en palillos | Receta de Cocina

Esta carne al sésamo es ideal para hacerse asada en una parrilla pero también puede cocinarse en un horno o una plancha sobre la hornalla. En este caso está acompañada de choclos y cebollas.

Ingredientes (dos porciones)

  • Carne picada – 400 g
  • Semillas de sésamo – 20 g
  • Aceite de sésamo – 5 cm3 (unas gotitas nomás)
  • Salsa de soja – 20 cm3 (un chorrito)
  • Ajo – 2 dientes
  • Choclo (maíz) – 2 unidades
  • Cebolla – 2 unidades
  • Azúcar – 10 g
  • Sal
  • Pimienta negra

Preparación

Para asar las cebollas y choclos simplemente cortarlos a la mitad y llevarlos a fuego moderado. Hacer esto primero ya que cocinarse les llevará mucho más tiempo que a la carne roja.

Para trabajar la carne, primero que nada picar los dientes de ajo.

Ajo picado

Mezclar el ajo picado junto con la carne, la salsa de soja, una cucharada de azúcar y el aceite de sésamo (volcar sólo unas gotas porque es muy fuerte). Amasar con las manos para que la mezcla gane consistencia.

Carne picada condimentada

Una vez que todos está bien unido agregarle sal, pimienta y casi todas las semillas de sésamo. Reservarse algunas para luego espolvorearlas por afuera.

Carne picada con semillas de sésamo

Mezclar bien todo. Amasar la carne es importante porque ayuda a que luego no se desarme cuando se monte sobre el palillo.

Tomar los palitos de brochette y formar un cilindro con la carne picada, apretando con las manos para que quede formada.

Carne montada en palillos

Por último, colocar sobre el fuego. Puede ser una parrilla, adentro de un horno o sobre la plancha.

Asar carne al sésamo

Ni bien se apoya la carne sobre la plancha o parrilla dejarla quieta. No es recomendable estar todo el tiempo moviéndola para que no se desarme y la cocción sea pareja. Rotarla cuando la parte de arriba tenga gotas de jugo y esté tibia. Lo ideal es que se tueste bien por fuera.

Carne al sésamo en palillos 02 | Receta de Cocina

¿Como estar al tanto de las novedades de RecetasyTecnicas.com?

Facebook: no olvides visitar nuestra página de Recetas en Facebook

Twitter: al seguirnos en Twitter, ¡también podrás enterarte de todo!

También se puede recibir novedades de Recetas y Tecnicas de Cocina en tu email (ingresar dirección en el cuadro situado a la derecha) o suscribirse al RSS haciendo click aquí.

Comentarios

Budín de remolacha y berenjena

Budín de remolacha y berenjena | Recetas de cocina

Este budín de remolacha y berenjena es muy sabroso y liviano. Su preparación no tiene mucha dificultad (aunque sí lleva un rato) y, excepto por el huevo, es un plato vegetariano.

Ingredientes (6 u 8 porciones)

  • Remolacha – 500 g
  • Berenjena – 300 g
  • Huevos – 2 unidades
  • Maizena – 15 g (dos cucharadas, aproximadamente)
  • Leche – 200 cm3 (una taza)
  • Laurel – 1 hojita
  • Ajo – 1 diente
  • Sal
  • Pimienta negra

Para poder hacer este budín será útil contar con una licuadora, una procesadora o una licuadora de mano. También hará falta un molde para budines; vital para que tome su forma característica.

Preparación

Retirar los tallos y hojas de las remolachas y cortar a la mitad.

Cortar remolachas

Es recomendable que esto sea lo primero que se haga ya que se las remolachas se cocinarán en el horno y esto puede tomar bastante tiempo. Así, mientras se cocinan, se puede avanzar con el resto de la preparación.

Colocar las remolachas en una placa y llevar a horno medio durante al menos unos 45 minutos. Estarán listas cuando se pueda atravesar fácilmente un cuchillo por ellas. Dejarlas más tiempo si hace falta.

Mientras se cocinan las remolachas, trabajar con las berenjenas. Para esto cortarlas en rodajas de 1,5 cm aproximadamente.

Cortar berenjenas

Colocarlas en una olla, cubrirlas con agua y llevarlas a fuego fuerte. Al agua agregarle laurel y ajo para aromatizar y dejar cocinar todo durante unos 15 minutos desde que comienza a hervir.

Una vez que las remolachas están cocidas dejar que se enfríen ligeramente y retirarles la piel.

Remolacha asada

Colocar las remolachas y los dos huevos en el recipiente de la procesadora o un vaso en donde se pueda aplicar la licuadora de mano (minipimer).

Colocar ingredientes para procesar

Esto dará como resultado una pasta de un color muy vistoso.

Ingredientes procesados

Agregar la berenjena bien escurrida (retirarle todo el agua que se pueda) y la maizena disuelta en la leche fría. Condimentar todo con sal y pimienta y procesar hasta que quede una mezcla homogénea. Luego volcarla en un molde para budines.

Budín en el molde

Llevar a horno medio durante unos 40 minutos por lo menos. Es importante que el budín de remolacha y berenjena se cocine bien para que no se desarme al desmoldarlo.

Para verificar si está listo hundirle un cuchillo; si sale seco es que ya está listo. Si todavía sale húmedo dejarlo unos 10 minutos más y volver a verificar.

Budín de remolacha y berenjena | Recetas de cocina

Para desmoldarlo es crucial dejarlo enfriar hasta que esté a temperatura ambiente o, incluso mejor, pasarlo luego a heladera y recién cuando esté bien frío intentar desmoldarlo. Esto ayudará a que todos los ingredientes queden bien unidos y el budín no se desarme.

¿Como estar al tanto de las novedades de RecetasyTecnicas.com?

Facebook: no olvides visitar nuestra página de Recetas en Facebook

Twitter: al seguirnos en Twitter, ¡también podrás enterarte de todo!

También se puede recibir novedades de Recetas y Tecnicas de Cocina en tu email (ingresar dirección en el cuadro situado a la derecha) o suscribirse al RSS haciendo click aquí.

Comentarios